Hansel amasa mientras duerme, soñando que le han adoptado y tiene un hogar y una familia que le quiere.

A pesar de ser solo un cachorro fue abandonado en la perrera junto a su hermana Kenia , dos bebes que ya estaban en el corredor de la muerte cuando fueron rescatados por un ángel que no le importa edad ni color, con sus escasos medios paga la cuota que exigen estos centros de aniquilación y busca refugios donde les busquen un hogar.

Cariñoso, dulce y jugueton, es un peluche que ha cobrado vida pero nadie ve más alla de su color atigrado y su rabito corto que le ha convertido en uno de los invisibles

Nos ayudas a encontrar un hogar para Hansel no dejes que siga creciendo sin encontrar el amor de una familia

 

 

Hansel rabito corto