Un gato bueno, con muy mala suerte, cuando le rescatamos estaba en muy mal estado, desnutrido y deshidratado, los gatos caseros no sobreviven mucho en la calle, pero se recuperó muy pronto, pero descubrimos que tiene leucemia.

Convive con otros gatitos leucémicos, donde es muy feliz y quiere mucho a sus amigos, pero continua necesitando un hogar donde le puedan dar todos los mimos que necesita, donde nadie le vuelva a abandonar

Si buscas ayudar a un gato necesitado....