Ambos provienen de la misma casa, el maltrato era su rutina diaria, debido a la falta de cuidados y alimento se quedaron ciegos. Su salud es buena, pero la visión ya no la van a recuperar.

Nuestros cieguitos tambien quieren una oportunidad, no requieren cuidados especiales, solo cariño. Hacen vida normal, usan su arenero, pueden jugar ....

Son muy buenos, tranquilos y cariñosos. Se llevan bien con gatos, perros y otros animales