Desterrando mitos... La castración

De acuerdo a los datos extraídos del informe sobre “Los beneficios de esterilizar a los animales domésticos” de la American Human Association, USA (basados en el cálculo de dos camadas anuales de una pareja de animales no controlados) una perra callejera sin castrar significa que de ella y de su descendencia a lo largo de 7 años, nacerán 5.432 cachorros. Una gata sin castrar significa que de ella y de su descendencia se procrearán, en el mismo periodo de tiempo, unos 509.097 gatitos.

Se puede hacer algo para evitar tal terrible pronóstico mediante un simple y sano procedimiento: la castración.

¿EN QUÉ CONSISTE LA CASTRACIÓN?

La castración consiste en la extirpación quirúrgica de los testículos en los machos, o de los ovarios y el útero, en las hembras.

En los machos la recuperación es muy rápida, en las hembras un poco más lenta. Estadísticamente luego de 2 o 3 días los animales están prácticamente recuperados.

Al realizarse bajo anestesia, es totalmente indolora.

Uno de los aspectos más importantes de interés médico y por supuesto afectivo es que en los últimos años se ha demostrado que la castración temprana es capaz de evitar no solo la reproducción de perros y gatos, sino que además la presentación de enfermedades del tracto reproductor como la piómetra, quistes y neoplasias ováricas, hiperplasias prostáticas, tumores mamarios, tumor venéreo transmisible y tumores prostáticos y testiculares se disminuyen a niveles menores al 0.5%.

BENEFICIOS DE LA CASTRACION TEMPRANA EN UNA PERRA/GATA

Se evitan tumores de ovarios y útero, ya que se han quitado.

Se evita el abandono de camadas no deseadas.

Se evitan tumores mamarios, sobre todo en hembras castradas antes del primer celo (menos del 1% de casos de tumores en perras castrados antes del primer celo, contra más del 50% en perras no castradas de más de 5 años de edad). Si se castran luego del primer celo también se reduce el riesgo considerablemente.

Se evita el embarazo psicológico y sus complicaciones.

Se evita el molesto manchado y autolamido que causa el celo.

Se evita el estrés físico de embarazos y lactancias consecutivas, incluídas las posibles cesáreas y complicaciones postparto.

Se evitan las fluctuaciones de peso que ocurren durante el embarazo y lactancia, que dañan el cuerpo del animal.

Se evitan las infecciones del aparato urinario y de útero, que ocurren durante el celo.

Se evita el merodeo de machos alrededor de nuestra hembra, durante el celo, con las consecuentes peleas entre machos.

Se evita el nerviosismo y ansiedad causados por el celo, embarazo o lactancia.

Se evita las “serenatas” nocturnas y diurnas (solo aplica a gatas).

BENEFICIOS DE LA CASTRACION TEMPRANA EN UN PERRO/GATO

Se evitan tumores de testículos y pene.

Se evita el aumento de tamaño de la próstata en el perro (más de la mitad de casos en perros no castrados de más de 5 años), y las consecuentes infecciones y/o tumores.

Se evita la hernia perineal, y la posterior ruptura de la pared abdominal posterior causada, la mayoría de las veces, por el aumento del tamaño de la próstata.

Se evitan las lesiones del pene e infecciones urinariasque causa la monta “inapropiada” de almohadones, muebles, etc.

Se evita el marcaje con orina y las agresiones a otros machos para defender el territorio.

Se evita la mayoría de escapadas.

Se evita el estrés que supone la búsqueda de la hembra, incluida la bajada de defensas y mayor sensibilidad a infecciones.

Se evita que deje de comer o que coma demasiado, por el estrés.

Estarán más tranquilos, ya que su cuerpo y carácter no tendrá que pasar por todos estos altibajos.

MITOS SOBRE LA CASTRACIÓN

Si lo/la castro va a engordar 

  • FALSO. Al castrar, el animal se vuelve más tranquilo, menos nervioso, por tanto deja de gastar una porción de calorías de las que gastaba antes. Solo se debe controlar el alimento que el animal ingiere.

Si lo castro se van a deprimir por no tener relaciones sexuales

  • FALSO. No se produce ningún trauma psicológico luego de la castración ya que la sexualidad en los animales depende exclusivamente de efectos hormonales.

Es bueno para la perra/gata estar preñada al menos una vez antes de castrarla 

  • FALSO. Los animales dependen de sus ciclos hormonales. Una perra/gata no “desea ser madre”. Simplemente lo hace cuando le toca.

Si se operan demasiado temprano no se desarrollarán completamente 

  • FALSO. Está demostrado científicamente que el crecimiento físico y comportamental es igual en un animal operado a los 2 meses que a los 7 meses.

Al castrarlos cambian de comportamiento 

  • FALSO. No es que el perro/gato cambie su forma de ser, sino que, evidentemente, le ahorramos todo ese estrés asociado al celo o a la búsqueda de la hembra. Por tanto, el animal estará más tranquilo, sociable, cariñoso y estable de lo que estaba antes.

LA VERDAD DE LA CASTRACION

El temperamento, vitalidad, cariño, inteligencia, ganas de jugar de tu perro/gato no cambian!!!

Se evitan muchas conductas molestas para los animales y para su familia.

La esterilización los hace más sociables y menos problemáticos

Es un bien para la sociedad ya que evitas la proliferación de camadas no deseadas.

Los animales castrados viven más que los no castrados.

ES UN HECHO, CASTRAR A TU ANIMAL DE COMPANIA MEJORA SU VIDA, LA TUYA Y EVITA LA PROLIFERACION DE CAMADAS NO DESEADAS Y EVITA EL ABANDONO.

CASTRAR ES UN ACTO DE AMOR

 

Fuente: https://www.facebook.com/editnote.php?draft&note_id=10150424369787795&id=315645956826