Maltrato, desprecio y dolor han acompañado a Pirata durante toda su vida, nacido en la calle con un solo destino sufrir, pero aun así nos da una lección de perdón y amor cada día enseñando su barriguita para pedir una caricia, Pirata merece un hogar. Da una oportunidad a Pirata Drake